ACCESO DE USUARIOS NUEVA CUENTA

Entrar como usuario

Username
Password *
Remember Me

Create an account

Fields marked with an asterisk (*) are required.
Name
Username
Password *
Verify password *
Email *
Verify email *
Esencia
banner terciopelo
Booket
banner
Última modificación: Domingo, 30 Junio 2013, Visitas en web: 489
amante de nadie

Amante de nadie

Ficha Técnica

  • Título: Amante de nadie
  • Autor/a: Mary Balogh
  • Serie: Amantes 2
  • Reseña de: ELFLED

Puntúa esta novela

4.0/5 rating (2 votes)

Comparte esta critica

Sinopsis

Viola Thornhill jamás se hubiera imaginado lo acertada que llegaría a ser la predicción de aquella gitana: «Cuando un forastero, alto, guapo y de pelo oscuro...». Viola creía haber encontrado la paz en Pinewood Manor, la casa que le legó el difunto conde de Bamber porque confiaba en ella y creía que merecía otra oportunidad. Pero lord Ferdinand Dudley ha viajado a Trellick con el propósito de tomar posesión de esa misma casa, que le ganó a las cartas al joven conde de Bamber.

Ni Ferdinand ni Viola están dispuestos a renunciar a lo que consideran suyo, y se embarcan en una convivencia que les deparará muchas sorpresas. Poco a poco surge algo entre ellos: lord Dudley queda fascinado con Viola, que también se siente atraída por él, pero sabe que no puede hacerse ilusiones.

Cuando aparece el conde de Tresham, hermano de Ferdinand no tarda en reconocer a Viola y desvelar su escandaloso pasado. Ella, ante la posibilidad de perder la casa y la nueva vida que ha construido allí, decide valerse de su mejor arma para desafiar a Ferdinand...

Valoración personal

Antes de empezar voy a señalar un hecho irrefutable: Con algunas escenas de esta novela no es que lo haya pasado mal… es que lo he pasado peor. La forma en que iba desarrollando éstas su autora ha hecho que se tambalearan los cimientos de mi persona como si de un tsunami, un corrimiento de tierra o un terremoto se tratase.

Sabes que Balogh siempre se va guardando lo importante y te vas dando que va soltando indicios del devenir de la trama y por ello es una de mis autoras preferidas. Esta mujer no tiene precio cuando de relatar una historia se trata. Es sutil en la amargura que imprimen sus novelas pese al tono distendido con el que las dota. Un genio de las letras. Es mi opinión. Pero comencemos con lo que nos ocupa.

―Dormiré aquí, en mi casa y en mi cama.
―En ese caso compartirá la casa conmigo. Con un hombre al que ha acusado de no ser un caballero Tenga en cuenta que además de ser un jugador disoluto, es posible que también adolezca de un ansia sexual desenfrenada. Es posible que anoche viera usted una pequeñísima muestra de lo que soy capaz de hacer cuando estoy excitado. ¿Está segura de que desea arriesgar tanto su persona como su reputación?

Los personajes masculinos de Balogh siempre me han gustado pero al empezar a leer esta novela le tomé una antipatía a éste que no pude evitarlo. ¡Grandísimo capullo! Estirado insolente engreído… ¡Menudos epítetos se me ocurrían! Le hubiera llevado hacia una hoguera y habría hecho con él una buena fogata, os lo juro. Pero a medida que iba avanzando en la historia este capullo comenzó a colárseme por las venas, a filtrarse en mi riego sanguíneo dirigirse derechito hacia el músculo que a todos nos palpita dentro del pecho. Y esa habilidad, la de hacer ese cambio sutilmente y de manera creíble, señoras, la tienen pocas autoras. Ni que decir tiene que Mary es una de ellas y, además, lo logra de forma realmente admirable.

La historia que desgrana de Viola no es fácil de digerir. Una chica que tendría que haber estado protegida, en casa, que por la época a la que se hace referencia debería de haber estado esperando la llegada de un caballero que le pidiera la mano se ve obligada a llevar a cabo las acciones a las que poco o mucho se ve sometida… me llevó a un continuo malestar. A adolecer de un continuo sufrimiento por ella, por lo que debió de ser y nunca fue. En serio, lo repito: no lo he pasado mal, lo he pasado peor.

Pero me ha encantado la novela. Me ha gustado la caracterización de Viola, su aire de inocencia y amor por la paz. Sus ansias de redimirse ante sus propios ojos su amor por las cosas pequeñas de la vida. Su intrínseca pasión por la tranquilidad y ese afán por la soledad. Una mujer rota pero decidida a juntar las cenizas, añadirles barro y construir una nueva vida en algún punto del confín del mundo al que pertenecía.

Un alma perdida que ha hecho de ese hogar, caído por obra y milagro en sus manos, su refugio y que el mismo le ha proporcionado algo mucho más ansiado que lo que el dinero pueda dar: seguridad y distancia.

A medida que te adentras en la trama vas «observando» entre líneas que su autora se calla muchas cosas importantes. Sus diálogos están dotados de unos dobles sentidos que te lo dicen todo sin decirte nada pero que, conociendo a su autora los buscas precisamente. Sabes que Mary siempre dice mucho de lo que a priori parece…

―¿Por qué está tan segura de que el difunto conde quería dejarle Pinewood Manor? Salvo por el hecho de que al parecer prometió hacerlo, claro.
―Por el hecho de que prometió hacerlo.
―De acuerdo, se lo prometió. ¿Por qué iba prometerle algo así? ¿Era su sobrina o su prima preferida?
―Me quería.
―Eso no siempre quiere decir que…
―Y yo lo quería. Tal vez nunca haya querido lo hayan querido, lord Ferdinand. Pero el amor implica confianza. Yo confiaba en él. Sigo haciéndolo. Y siempre lo haré. Dijo que Pinewood Manor sería mío y no me cabe la menor duda de que lo es.

Bufff. Me quedé sin aliento en esa escena pero no fue la primera ni la última vez. Esa confianza ciega de Viola en el fallecido Bamber me conmovía siempre. Me preguntaba ¿por qué esa confianza ciega en el difunto lord? pero en el fondo de mi cerebro sabía el porqué. Cuando la autora lo desvela al fin no es sino una confirma-ción de las sospechas que llevabas barruntando desde el principio.

Muchas veces he comentado que soy de lágrima fácil y que muchos libros me han hecho llorar amargamente así que, supongo, no os vais a extrañar si os digo que nuevamente han corrido ríos de agua salida por mis mejillas, que mi corazón se ha contraído en incontables ocasiones y que tenía que parar de leer para serenarme porque, y perdón por la expresión, las he pasado putas con éste. Con Viola y con Ferdinand. Algunas escenas con él como principal protago-nista no tienen desperdicio podría reseñar al menos cuatro pero hacia el final (página 272) hay una que no tiene precio.

Escenas tan dolorosamente sutiles como solo Balogh podría escribir y como solo unas traductoras que miman a su traducida lograrían hacer. No me cabe duda alguna que tanto A. I. como Mar son fans incondicionales de Mary Balogh y ese cariño se refleja en su trabajo.

«Amante de nadie» es una novela espléndida con muchos sentimientos soterrados y enterrados y no me extraña que su autora esté considerada una de las mejores del género. La descubrí tarde pero no me arrepiento en absoluto de ello pues es de ésas que con cada libro que saca te transporta a una aventura cuajada de rosas y espinas. Sus personajes son divinos, el ritmo que imprime a sus tramas sin ser vertiginoso te mantiene atrapada en la historia y su elegancia su mejor firma de identidad. Altamente recomendable e ineludiblemente adictiva.

Para finalizar os dejaré una frase que, sin haber leído la novela no dice mucho pero una vez has cerrado la misma lo dice todo:

―[…] No soy la amante de nadie.

Agenda RH

Septiembre 2014
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 1 2 3 4 5

Querida amiga

Recuerdo ManuelaPara siempre en nuestro recuerdo, Manuela.