Booket
Terciopelo
Esencia
Boletin
Última modificación: Miércoles, 24 Mayo 2017, Visitas en web: 512
Suculento peligro

Suculento peligro

Ficha Técnica

  • Título: Suculento peligro
  • Autor/a: Mina Vera
  • Serie: Independiente
  • Reseña de: ANNY

Puntuación

0.0/5 rating (0 votes)

Comparte esta reseña

Sinopsis

Dana Oteiza es una exitosa chef dedicada en cuerpo y alma a dirigir la cocina de Suculentos, restaurante de moda de Barcelona. Ángel Ribera es un inspector de policía inmerso en un importante caso de trata de seres humanos. Ninguno parece tener tiempo para nada que no sea trabajo.
Cuando el equipo del inspector Ribera logra evitar que la mejor amiga de Dana sea secuestrada y vendida como mera mercancía, lo que empieza siendo una inocente invitación a comer en Suculentos, a modo de agradecimiento, se convierte en una extraña cita entre Dana y Ángel.
Sus caminos se han cruzado para bien y para mal. El destino les tiene preparadas varias sorpresas y no todas serán agradables. La vida de ambos estará en constante peligro mientras que su relación se convierte en algo intenso, sensual y profundamente apasionado.

Valoración personal

Es bueno conocer nuevos autores y descubrir diferentes historias, pero no siempre la elección es la acertada; o no es lo que te apetece en ese momento, o no encaja con tus gustos personales. Con «Suculento peligro» me he llevado una agradable sorpresa porque me ha ofrecido más de lo que esperaba. Buscaba una novela amena que fuese entretenida y tuviese un toque de suspense. Me apetecía más acción e intriga que «pasteleo», ingredientes de los que he encontrado una buena ración en esta historia. Y, sin embargo, no me ha molestado. Todo lo contrario, el equilibrio que ofrece la trama es lo que hace de este romance una grata lectura.

Sabemos que internet es un pozo sin fondo de virtudes u oscuridades, dependiendo de cómo uno lo utilice. La red se ha convertido en un modo común de conocer a gente e incluso encontrar tu media naranja. Pero no todo el mundo es tan inocente como aparenta. Precisamente esto es lo que lleva a Dana Oteiza a acompañar a su amiga María a una cita cuando ésta le cuenta que ha quedado con alguien a través de un foro. Circunstancia que a Dana no le hace ninguna gracia.

Lo que comienza como una noche rara e inusual se vuelve aún más surrealista cuando se ven envueltas en una detención policial. Justamente al supuesto ligue, que resultar ser parte de una mafia dedicada al secuestro de mujeres a la carta. Con su amiga medio drogada y rodeada de policías, Dana se enfrenta a una situación nunca antes vivida. No solo esa noche, si no que a partir de ese momento deberá tener cuidado con sus pasos si no quiere acabar en manos muy peligrosas.

Intentando atrapar a los responsables de esta organización criminal, la familia Tocqueville, se encuentra el inspector de policía Ángel Rivera. Terminar con esta red de trata de mujeres se ha convertido en algo personal desde que una de sus compañeras, Lucía, muriera en un operativo tras un disparo. Cada vez que parecen estar más cerca de apresarlos, consiguen esfumarse en el aire cual humo. Pero por fin en esta ocasión han logrado coger a uno de ellos y no va a dejar que se escape.

Tras meses de dedicación al caso, la investigación parece progresar y Ángel tiene claro que ésta debe ser su prioridad. No obstante, no puede apartar su atención de la chica que ha conocido tras los sucesos de esa noche. Ni siquiera debería dedicarle pensamientos y, mucho menos, involucrarse con ella por estar ligada al caso, aunque sea indirectamente. Pero además de policía, también es un hombre. Un hombre que no le importaría conocer en profundidad a la mujer que ha logrado captar su atención.

¿Será Dana el amor que Ángel ha estado buscando para sentirse completo?
¿Lograrán el inspector Ribera conciliar sus afectos con su deber como policía?

Mina Vera me ha ofrecido en esta novela un romance real y sin artificios. En algunas novelas es difícil creerse la historia que te están contando. A todos en un momento dado nos gusta fantasear con lo «posible», pero ¿son creíbles esos relatos? A mí en ocasiones me cuesta imaginarme en determinadas situaciones que presentan algunos autores. Dejando a un lado los hechos argumentales, me ha gustado que los protagonistas sean una pareja normal, con todo lo que ello conlleva: la química tras el encuentro inicial, la primera cita, quedar para cenar, ir a su casa, conocer a su familia…

Casualmente lo que más me ha gustado y hecho vibrar en esta historia de amor ha sido la naturalidad de los protagonistas para comunicarse entre ellos y la fluidez en el desarrollo de la relación teniendo en cuenta las circunstancias que los rodean. Que una trama tenga ritmo, sea ágil y amena es lo que consigue que te enganches y sigas leyendo hasta el final. Y en este caso, la autora ha tenido el buen acierto de generar la tensión suficiente para que los protagonistas evolucionen y el amor prospere sin llegar a rozar el drama, como a veces ocurre cuando el suspense juega un papel importante.

A este respecto, creo que la parte de intriga está muy lograda. La investigación policial es muy creíble y las escenas de acción son impactantes sin llegar a ser escabrosas ni redundar en cuestiones que puedan ser sensibles. La pericia policial será fundamental para poner cerco a los culpables de los secuestros, pero varios imprevistos entrarán en juego poniendo a prueba la habilidad de nuestros héroes para salir de esta situación airosos. Pues como más tarde se descubrirá, fiel reflejo de la realidad, no todos los criminales están identificados y alguien opera oculto desde las sombras. Toda una sorpresa, vamos.

No sé si «Suculento peligro» es la mejor obra de esta autora. Pero como título introductorio para conocerla mejor no ha estado nada mal. Si ésta una muestra de su forma de escribir creo que me animaré con más historias suyas en el futuro. Por lo pronto, he disfrutado de un affair delicioso con sabor a ternura y cotidianidad, aderezado de sensuales escenas de pasión y condimentado con toques de suspense y acción. Si os gusta esta receta, no dejéis de visitar el restaurante Suculentos y conocer a su magnífica chef. Puede que os topéis con un guapo policía, no os extrañe, es un comensal habitual.